Buscar  en:  Buscar

Logotipo de la SER

ConoSERConoSER

La SER y EULARLa SER y EULAR

Fundación FERFundación (FER)


Artritis Idiopática Juvenil


Tabla de contenidos

Definición

La Artritis idiopática juvenil (AIJ) es un término propuesto para agrupar un grupo heterogéneo de artritis de etiología desconocida y de comienzo en la infancia. Consta de distintas enfermedades, cada una con una forma de presentación y manifestaciones clínicas diferentes.

El único requisito indispensable para el diagnóstico de la AIJ, en cualquiera de sus formas, es artritis persistente en pacientes por debajo de los dieciséis años una vez descartadas otras causas.

Clasificación

Actualmente se incluyen siete subtipos de enfermedad:

  1. Artritis sistémica.
  2. Oligoartritis.
  3. Poliartritis (factor reumatoide positivo).
  4. Poliartritis (factor reumatoide negativo).
  5. Artritis psoriásica.
  6. Artritis relacionada con entesitis.
  7. Artritis indiferenciada.

Artritis sistémica

Se define como artritis en una o más de una articulación junto con fiebre en agujas. Las articulaciones más frecuentemente afectadas son las rodillas, tobillos y carpos. También puede afectarse el raquis, sobre todo el segmento cervical. El inicio suele ser oligoarticular aunque puede generalizarse a una poliartritis.

En la mayoría de los casos aparece un exantema que consiste en máculas morbiliformes eritematosas localizadas frecuentemente en tronco. No suele ser pruriginoso y se acentúa con la fiebre. El roce, el agua caliente o el estrés pueden desencadenar el cuadro.

La enfermedad sistémica puede acompañarse, hasta en un 10% de los pacientes, de pericarditis o derrame pleural que puede cursar de forma asintomática o con taponamiento cardiaco en los casos más graves. La serositis puede preceder a la artritis.

Otras manifestaciones son la hepatoesplenomegalia y adenopatías.


Laboratorio: los reactantes de fase aguda están elevados, el hemograma muestra leucocitosis (en ocasiones hasta 50.000) y anemia de trastorno crónico.

Evolución: la enfermedad puede cursar de un solo brote o recidivar con el tiempo. Los brotes suelen ser articulares.

Oligoartritis

Se denomina así cuando afecta a cuatro o menos articulaciones. Se divide en persistente o extendida si tras los primeros meses de evolución se extiende a más de 5 articulaciones.

Las articulaciones que se afectan con más frecuencia son las rodillas y los tobillos.

La uveítis es la manifestación extra-articular más asociada a la oligoartritis. De comienzo insidioso, no tiene por que dar síntomas aunque lo más posible es que provoque molestias oculares o disminución de la visión. Si cursa de forma recidivante aparecen sinequias o cataratas. Su presencia está asociada a Anticuerpos antinucleares positivos.

Laboratorio: Los reactantes de fase aguda suelen estar levemente elevados. Los anticuerpos antinucleares pueden ser positivos hasta en un 80% de los casos.

Evolución: En la mayoría de los casos la enfermedad remite con el paso del tiempo.

Poliartritis factor reumatoide positivo

Es una artritis que afecta a cinco o más articulaciones con factor reumatoide positivo. La enfermedad es equivalente a la Artritis Reumatoide en los adultos por lo que las articulaciones que más se afectan son la de las manos y los pies. El patrón suele ser simétrico.

En ocasiones, la artritis puede involucrar a las interfalángicas distales. Una complicación frecuente son la formación de quistes sinoviales alrededor de las granes articulaciones. La tenosinovitis es infrecuente.

Los nódulos reumatoides se describen hasta en un tercio de los casos, localizándose frecuentemente en codos.

Laboratorio: Los reactantes de fase aguda suelen estar elevados. Además del factor reumatoide, el anticuerpo antipéptido citrunilado suele ser positivo.


Poliartritis factor reumatoide negativo

Es una artritis que afecta a cinco o más articulaciones con factor reumatoide negativo. A diferencia de la anterior suele ser asimétrica. En ocasiones, la artritis es menos intensa siendo más importante las contracturas en flexión que se producen.

La uveítis son tan frecuentes como en las formas oligoarticulares, asociándose con la presencia de Anticuerpos antinucleares.

Artritis psoriásica

Se define como la artritis acompañada de psoriasis ó en ausencia de ésta, dos de los siguientes criterios:

La artritis de la artritis psoriásica es similar a la que encontramos en el grupo oligoarticular. Suele acompañarse de dactilitis. Como en la forma adulta la afectación de las interfalángicas distales es bastante típica.

La localización de la psoriasis suele ser parecida a la de los adultos. Es decir, aparece en codos, antebrazos y rodilla. La forma más frecuente es la vulgar, seguida de la gutata y pustular. Las alteraciones ungüeales aparecen hasta en un 30% de los pacientes.

La uveítis, al igual que lo comenzado en la forma oligoarticular de la AIJ, es frecuente en la artritis psoriásica. También se asocia a Anticuerpos antinucleares positivos.

Laboratorio: Las alteraciones analíticas son similares a las formas oligoarticulares.

Artritis relacionada con entesitis

Esta forma de AIJ se define como artritis y entesitis ó cualquiera de las dos junto con algunas de estas características:


La forma más típica de afectación es la oligoartritis de miembros inferiores. Es muy característica la aparición de tarsitis. Aunque es frecuente la presencia de lumbalgia inflamatoria, la medición de la movilidad raquídea por pruebas como el Shöber no tiene valor diagnóstico. La entesis que más se afecta es el tendón de Aquiles. La uveítis es menos frecuente que en la espondilitis anquilopoyética.

Diagnóstico de la AIJ

El diagnostico es puramente clínico. Aparte de las alteraciones de laboratorio, ya comentadas en cada una de las formas de AIJ, son características los cambios radiográficos (epifisitis y cierre precoz de las epifisis) que suceden en los pacientes con AIJ.

La ecografía se está utilizando para valorar actividad de la enfermedad mediante la señal doppler.

La resonancia magnética nuclear para el diagnótico precoz de sacroilitis.

Tratamiento

La forma sistémica se suele tratar con corticoides. Si hay persistencia de afectación articular se plantea el uso de metotrexate, a no ser que la forma sea monoarticular donde podemos utilizar la infiltración con triamcinolona. La recidiva de la fiebre puede tratarse con anakinra.

En las formas oligoarticulares puede utilizarse la infiltración a no ser que la articulación sea poco accesible o haya afectación de más de una articulación. En este caso se usa Metotrexate o terapia biológica si persiste la actividad de la enfermedad.

En tratamiento de elección en los pacientes con poliartritis es el metotrexate. Si no resulta efectivo se utiliza Etanercept. El tratamiento de la artritis psoriásica y la asociada a entesitis es similar a las formas anteriores.

Más información en el folleto de la SER: La artritis crónica juvenil

Navegación

Herramientas

Web Médica Acreditada. Ver más información

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Sociedad Española de Reumatología, C/ Marqués de Duero,5, 1º, Madrid 28001 Teléfono: 91.576.77.99 Ext. Fax: 91.578.11.33

Diseño web: 2mdc.com