Buscar  en:  Buscar

Logotipo de la SER

  1. Profesionales

    Pacientes

Ir a ConoSERConoSER

Ir a FundacionFundación (FER)

Ir a ConoSER

Acceder a ReumaTV


Localice centros y profesionales

Encuentre respuesta a las preguntas más frecuentes sobre gota, artritis reumatoide, osteoporosis y otras enfermedades de origen reumático.

Acceder a M�s que un Dolor

Nuestros patrocinadores

Pfizer abbvie Roche Schering-Plough Amgen UCB Pharma Bristol-Myers Squibb

Las preguntas acerca de la Gota

En esta sección encontrará las respuestas a las preguntas que los pacientes de Gota se hacen con más asiduidad.

Tengo la rodilla hinchada y me han diagnosticado de gota

Tengo 55 años y hace un mes se me hinchó la rodilla con mucho dolor y además estaba caliente. Fui a urgencias, me dieron un antiinflamatorio y al día siguiente me visitó un reumatólogo que tras sacarme líquido de la rodilla y examinarlo me diagnosticó de gota. Yo no acabo de comprenderlo porque creía que para tener gota había que tener dolor en el dedo gordo del pié. Además yo creía que para saber si alguien tiene gota se tiene que hacer un análisis de sangre y ver cómo está el ácido úrico.

Cuando hay un nivel elevado de ácido úrico en sangre este se deposita en forma de cristales en las articulaciones. En un momento dado este depósito de cristales provoca una inflamación y es lo que denominamos ataque de gota. Es verdad que la gota se manifiesta típicamente como una inflamación del primer dedo del pie, pero no necesariamente, de hecho cualquier articulación puede hincharse durante un episodio de gota, por ejemplo la rodilla, porque los cristales se depositan en cualquier articulación. Cuando los reumatólogos extraemos el líquido sinovial de las articulaciones buscamos con un microscopio especial (de luz polarizada) la existencia de cristales y si los encontramos diagnosticamos al paciente de gota con independencia de los niveles de ácido úrico en sangre. Es más, durante los ataques de gota algunos pacientes pueden tener el ácido úrico normal y no los diagnosticaríamos si nos basásemos en los niveles de ácido úrico en sangre. Por eso es importante extraer el líquido para examinarlo.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

¿Pseudogota o Gota?

Mi madre tiene 70 años, y desde hace un año ha tenido en varias ocasiones la rodilla hinchada. Cada vez que se le hincha tiene mucho dolor, no puede caminar y si le tocas la rodilla está ardiendo. Está mal 4 o 5 días y luego va mejorando poco a poco hasta poder andar con normalidad. Su médico le ha dado antiinflamatorios cada vez, otras veces ha ido a urgencias y le han sacado líquido de la rodilla. En la última ocasión la mandaron al reumatólogo y después de analizar el líquido le hizo un informe en el que el diagnóstico es de “pseudogota”. Le recetó colchicina y que si se le volvía a hinchar que utilizase un antiinflamatorio.

Tanto la gota como la pseudogota se producen porque dentro de la rodilla o en cualquier otra articulación se depositan pequeños cristales que sólo se pueden ver con un microscopio. Por eso su reumatólogo al analizar el líquido vio los cristales y la diagnosticó. Sin embargo, en la gota los cristales son de ácido úrico (urato monosódico) y en la pseudogota contienen calcio (pirofosfato cálcico dihidratado). Los dos tipos de cristales son diferentes cuando se ven con un microscopio adecuado. Por lo tanto la pseudogota a pesar del nombre no tiene relación con el ácido úrico, y se llama así (pseudogota o falsa gota) porque la articulación se hincha durante unos pocos días de forma parecida a lo que sucede en la gota.

En la pseudogota no se conoce la causa exacta por la que los cristales aparecen en la articulación. En general los análisis, incluidos el ácido úrico y el calcio en la sangre, son normales. No se dispone de ningún tratamiento que haga desaparecer los cristales de la rodilla de su madre. Para evitar los ataques, cuando estos son muy frecuentes como en su caso, se puede utilizar la colchicina. Si a pesar de todo la rodilla sigue inflamándose, tiene que iniciar el tratamiento con un antiinflamatorio lo más pronto posible, cuando empiece a notar que la rodilla está hinchándose. En ocasiones puede inflamarse otra articulación, e incluso pueden aparecer varias articulaciones hinchadas a la vez.

En general los ataques suelen controlarse con estos tratamientos, sin embargo muchas veces esta enfermedad produce también una artrosis. En este caso las molestias son más persistentes y aparecen al iniciar el movimiento o cuando forzamos la articulación, y puede ser necesaria la utilización, de forma más o menos continua, de un analgésico o antiinflamatorio para disminuir el dolor, situación que no parece ser la de su madre en estos momentos.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Gota y Fármacos

Tengo 58 años y tomo varios medicamentos porque padezco de diabetes, colesterol alto, tensión alta y desde hace muchos años gastritis. En el último año he tenido varios ataques de dolor importante en un pie y una rodilla que controlé en unos días con un antiinflamatorio. Mi médico cree que es gota y me ha cambiado una de las pastillas que tomaba para la tensión alta porque puede aumentar el ácido úrico de la sangre y provocar gota. Mi duda es si esto es así y si puede ocurrir con más fármacos.

En primer lugar, los datos que usted aporta coinciden con el perfil que con frecuencia vemos en pacientes con gota: varón adulto con episodios o ataques de muy probable artritis que afecta a una o pocas articulaciones y que cede en unos días con antiinflamatorios. No obstante, faltaría conocer un análisis general que incluyera el nivel de ácido úrico y la confirmación del diagnóstico de gota mediante la visualización de los cristales de urato en el líquido sinovial de la articulación.

Sin embargo, en todo paciente con gota se deben valorar la presencia de factores precipitantes, especialmente los que se conocen que pueden elevar los niveles en sangre de ácido úrico. Uno de ellos es la presencia de insuficiencia renal o el consumo de alcohol.

Algunos fármacos son un factor importante. De ellos el grupo más frecuente son los diuréticos utilizados para el control de la hipertensión arterial. Otros a tener en cuenta por su uso frecuente son: administración de aspirina a dosis bajas como protector cardiovascular, ciclosporina A, utilizados en el manejo de pacientes trasplantados; pirazinamida, en el tratamiento de la tuberculosis y la hormona paratiroidea recombinante, comercializada recientemente para el tratamiento de la osteoporosis.

En su caso, su médico ha actuado correctamente. Suponemos que se le ha retirado un fármaco diurético y posteriormente se comprobará qué ocurre con el nivel de ácido úrico en sangre. En ocasiones al retirar el fármaco hiperuricemiante se consigue controlar el problema y se evita la aparición de gota y no precisa de más medicación.


Dr. José Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa. Alicante

Ir a Principio de pagina

Las mujeres en edad fértil no padecen Gota

Tengo 31 años y trabajo de cocinera en un hotel. Desde hace tiempo, con frecuencia me duelen los pies, sobre todo al final del día. Suelo tomar para esto algún analgésico y si es intenso un antiinflamatorio, aunque no me gusta tomar pastillas. Como mi padre ha tenido gota, mi marido me dice que mis molestias pueden ser por gota. Sin embargo, mi médico de cabecera me dice que no, sobre todo porque las mujeres antes de llegar a la menopausia no tienen gota. Me gustaría saber otra opinión.

Como es lógico, su médico de cabecera tiene razón. Por un lado porque las molestias que usted nos cuenta no son típicas de la gota, que se caracteriza por ataques agudos, habitualmente invalidantes. Por otra parte, aunque no se conoce bien el porqué, las mujeres antes de la menopausia no tienen gota a no ser que haya fármacos o enfermedades muy concretas que puedan provocarla. Probablemente las hormonas femeninas tengan un efecto protector, que se pierde en la menopausia.

Por otra parte, respecto a sus molestias, le aconsejamos que consulte con su médico. El hecho de que aparezcan al final del día hace pensar que un factor desencadenante puede estar en relación con las característica del tipo de trabajo que desempeña.


Dr. José Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa. Alicante

Ir a Principio de pagina

¿Puedo tener Gota con el ácido úrico en sangre normal?

Tengo 52 años y mi trabajo es de mecánico. A mi padre le diagnosticaron de gota hace años, porque tenía dolores en algunas articulaciones, a veces muy intensos que le impedía andar, y tenía el ácido úrico de la sangre elevado. Hace 1 mes se me hinchó un tobillo y estuve varios días con dolor y con dificultad para apoyar el pie. Me están investigando y me han dicho que puede ser gota, pero el ácido úrico de mi sangre es normal. ¿Puedo tener gota con el ácido úrico en sangre normal?

La respuesta a su pregunta es “si”, pero con algunas matizaciones. Es cierto que la gota se suele acompañar de niveles elevados de ácido úrico en sangre. Sin embargo, si hacemos el análisis durante el ataque agudo gota, alrededor del 20% de los casos el nivel en sangre de ácido úrico puede ser normal, aumentando habitualmente en los meses posteriores. Esta sería una de las razones para realizar siempre la confirmación del diagnóstico, mediante la visualización de los cristales de urato monosódico en el líquido sinovial, que da certeza absoluta al diagnóstico de gota, con independencia del nivel en sangre de ácido úrico. Además la combinación de normouricemia y ausencia de cristales en el líquido sinovial en un paciente con artritis, nos debe provocar replantear el diagnóstico de gota hacia otras posibilidades diagnósticas.


Dr. José Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa. Alicante

Ir a Principio de pagina

El tomate y el ácido úrico

Tengo 43 años, recientemente he tenido el dedo gordo del pie hinchado en varias ocasiones y mi médico me ha dicho que esto era debido al ácido úrico elevado. Me ha diagnosticado de gota y me ha puesto una dieta. Alguno de mis amigos me ha dicho que si se tiene el ácido úrico alto no se pueden comer tomates. ¿Podría explicarme si esto es cierto y cuales son las medidas que debo de tomar para no tener alto el ácido úrico?

En principio por lo que usted relata, lo más probable es que usted haya padecido un ataque de artritis gotosa y por tanto, precise un tratamiento para su control.

La gota es un enfermedad que se debe a la formación de cristales de urato monosódico en las estructuras articulares. Para que ello se produzca es necesario que previamente exista en la sangre un incremento paulatino de ácido úrico. De esta manera en un momento dado y debido a este exceso de ácido úrico se produce este depósito en las articulaciones, lo que causa una artritis aguda que presenta un gran dolor e inflamación.

Inicialmente pueden producirse ataques en una sola articulación, pero si no existe control pueden presentarse ataques progresivos afectando a más articulaciones y pueden, incluso, con el tiempo producirse depósitos de los cristales en los tejidos blandos provocando lo que conoce como tofos.

La única forma de realizar el diagnóstico de certeza de la gota es extrayendo el líquido que se acumula en la articulación inflamada e identificar los cristales de urato monosódico con un microscopio de luz polarizada. Sin embargo, sólo los niveles de ácido úrico en sangre pueden ser de ayuda, pero no son útiles para la realización del diagnóstico.

Una vez que el diagnóstico de la gota se ha realizado debe de realizarse un tratamiento para evitar que se produzcan nuevos ataques articulares. En general si se han tenido ataques se debe de realizar un tratamiento. Para ello es fundamental el disminuir los niveles de ácido úrico. Aquellos factores conocidos que producen elevación del ácido úrico en sangre (hiperuricemia), deben de controlarse: si el paciente tiene sobrepeso éste debe de realizar una dieta apropiada para mantenerse en su peso normal, el alcohol produce un incremento notable del ácido úrico y por lo tanto este debe de restringirse y tomarse con moderación.

Los beneficios de una dieta con restricción de purinas no ocasionan grandes beneficios en los pacientes, por lo que no se recomienda aunque si sea importante moderarse en la alimentación. Finalmente acompañando a estas medidas generales se utilizarán aquellos medicamentos que disminuyen los niveles de ácido úrico.

Con respecto a lo que usted nos consulta, en primer lugar es necesario que se realice un diagnóstico exacto, mediante el análisis del líquido articular para demostrar la presencia de cristales de urato monosódico. Con respecto a la dieta, como hemos comentado previamente, lo importante es la moderación por lo tanto una persona que presente gota podría consumir cualquier tipo de comida. Finalmente con respecto a la pregunta concreta del consumo de los tomates, no existe ningún tipo de asociación entre el consumo de los tomates y el ácido úrico, por lo tanto cualquier paciente que presente gota podrá consumirlos si lo desea.


Dr José Luis Fernández Sueiro.

Reumatólogo. Hospital Juan Canalejo. A Coruña

Ir a Principio de pagina

Web Médica Acreditada. Ver más información

Nosotros subscribimos Los Principios del c�digo HONcode de la Fundaci�n Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Sociedad Española de Reumatología, C/ Marqués del Duero,5, 1º, Madrid 28001 Teléfono: 91.576.77.99 Ext. Fax: 91.578.11.33

Diseño web: 2mdc.com