Buscar  en:  Buscar

Logotipo de la SER

  1. Profesionales

    Pacientes

Ir a ConoSERConoSER

Ir a FundacionFundación (FER)

Ir a ConoSER

Acceder a ReumaTV


Localice centros y profesionales

Encuentre respuesta a las preguntas m�s frecuentes sobre gota, artritis reumatoide, osteoporosis y otras enfermedades de origen reum�tico.

Acceder a M�s que un Dolor

Nuestros patrocinadores

Pfizer abbvie Roche Schering-Plough Amgen UCB Pharma Bristol-Myers Squibb

Las preguntas acerca de los Fármacos Antiinflamatorios (AINEs)

En esta sección encontrará las respuestas a las preguntas que los pacientes tienen con más asiduidad sobre los Fármacos Antiinflamatorios (AINEs).

¿Los pacientes asmáticos pueden ser tratados con antiinflamatorios no esteroideos?

Tengo 52 años y soy asmática desde los 40 años. Hace dos años me diagnosticaron una artrosis en la rodilla derecha y desde entonces tomo paracetamol 650 mg 2 veces al día. Al principio era suficiente pero desde hace unos meses con las dos pastillas al día no consigo controlar el dolor sobre todo cuando tengo que andar más de lo habitual. Mi médico me dice que al ser asmática no debo tomar más dosis de paracetamol ni antiinflamatorios porque pueden provocar crisis de asma. ¿Qué podría utilizar para controlar el dolor?

De los pacientes que tienen asma, alrededor del 10% pueden empeorar cuando ingieren aspirina u otros antiinflamatorios no esteroides. El paracetamol a dosis altas también puede agravar la dificultad respiratoria de los pacientes con asma. Sin embargo, también es verdad que la mayor parte de los pacientes asmáticos no van a presentar estas reacciones, sobre todo aquellos con asma leve. Por ello en su caso tenemos diferentes opciones. En primer lugar se tendría que valorar por un servicio de alergología si usted tolera o no los antiinflamatorios no esteroides y las altas dosis de paracetamol. En caso de encontrarse entre el 10 % de los enfermos que empeoran de su asma la opción mejor es probar, siempre bajo supervisión, la tolerancia a los nuevos antiinflamatorios que han aparecido recientemente, como celecoxib o etoricoxib, que se han mostrado muy seguros en pacientes con asma.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Los antiinflamatorios por vía intramuscular o rectal, ¿presentan los mismos efectos secundarios digestivos que cuando se administran por vía oral?

Soy un hombre de 62 años, he sufrido de úlcera en el duodeno por lo que me operaron hace 20 años. Ahora de vez en cuando tengo dolores e hinchazón en las rodillas, muñecas y codos. Dados mis antecedentes ulcerosos no tomo pastillas por miedo a que reaparezca la úlcera, y siempre utilizo inyecciones o supositorios de antiinflamatorios. Hasta el momento no noto molestias de estómago y los dolores desaparecen. ¿Tengo que tomar alguna otra medida?

En general los efectos secundarios digestivos más graves que producen los antiinflamatorios no esteroides son úlceras, que en ocasiones se pueden complicar con hemorragias o perforaciones digestivas. Estos efectos secundarios se producen por lo que se denomina efecto sistémico, es decir, no por contacto del producto con el estómago o duodeno, sino que ocurre tras ser absorbido y pasar a la sangre y de allí distribuirse por todos los órganos de nuestro cuerpo, entre ellos el estómago, duodeno y el resto del intestino.

Una vez que el antiinflamatorio llega de esta forma al estómago y duodeno los hace menos resistentes al ácido que tenemos en el estómago, y favorece la aparición de úlceras. Como se puede deducir las úlceras las producen los antiinflamatorios independientemente de que se administren por vía oral, intramuscular o rectal. Los pacientes con mayor riesgo deben consultar con su médico que les indicará que tome un protector gástrico eficaz o uno de los nuevos antiinflamatorios que producen menos complicaciones digestivas.

En su caso tiene un mayor riesgo de padecer una complicación digestiva por su edad y por sus antecedentes ulcerosos y por ello debe acudir a su médico para que valore añadir a su tratamiento un protector gástrico (omeprazol o misoprostol) o cambiarle su antiinflamatorio por otro de los que han mostrado ser más seguros. Además, a pesar de que usted no note molestias digestivas, las complicaciones más graves como las hemorragias pueden ocurrir sin que se note previamente ningún problema.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Antiinflamatorios y hepatitis

Tengo 50 años, hace un año tuve un episodio de dolor lumbar y el médico de cabecera me recetó un antiinflamatorio que me fue muy bien. Al hacerme un análisis me comentó que las pruebas del hígado estaban alteradas, como si fuera una hepatitis, y que probablemente el causante de ello era el antiinflamatorio. Yo no noté nada, y al poco tiempo un nuevo análisis fue normal. Se descartó también que fuese algún virus y me hicieron una ecografía que también fue normal. Desde entonces no he vuelto a tener ningún dolor, pero me pregunto que si después de esto puedo utilizar de nuevo antiinflamatorios.

Entre los efectos secundarios de cualquier antiinflamatorio encontramos las alteraciones hepáticas, que en general no suelen ser importantes y desaparecen al retirar el antiinflmatorio. Es muy poco probable que se produzcan hepatitis graves y fallo hepático. Cuando se han detectado varios casos con un antiinflamatorio, en particular en general se ha suspendido la comercialización del antiinflamatorio.

En su caso podría utilizar un antiinflamatorio distinto al que le provocó las alteraciones, y mucho mejor si es de otra familia química, para ello debe consultar con su médico que conoce la clasificación de los antiinflamatorios según su estructura química. Sería recomendable realizar un control analítico para comprobar que no le provoca ninguna alteración en el hígado. También es importante evitar, al menos mientras se utilicen antiinflamatorios, el consumo de sustancias tóxicas para el hígado como el alcohol. Por último debe valorarse si en ese momento se están empleando otros medicamentos que puedan afectar al hígado.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Antiinflamatorios y tensión arterial

Soy una mujer de 50 años y me han diagnosticado una artrosis de rodilla. El médico me recetó paracetamol y aunque al principio me fue bien, después tuvo que darme un antiinflamatorio, ibuprofeno concretamente. Aunque iba mejor me subió la tensión bastante y he tenido que quitármelo. Sigo teniendo dolor, ¿hay algún antiinflamatorio que no suba la tensión y pueda utilizar?

En principio todos los antiinflamatorios aumentan la tensión y aunque puede haber diferencias entre ellos, el efecto probablemente dependa más de la dosis que del antiinflamatorio. En su caso se podrían intentar otras alternativas como la utilización de opiáceos menores , que en general tienen menos efecto sobre la tensión, la realización de infiltraciones, las cremas analgésicas o antiinflamatorias son también eficaces. Por otra parte disponemos de los medicamentos denominados fármacos sintomáticos de acción lenta que pueden mejorar el dolor a medio plazo. Cualquiera de estas alternativas se puede completar con paracetamol o un antiinflamatorio, pero en su caso a dosis bajas con un control estricto de la tensión y análisis para ver como funciona su riñón. No debe olvidar los ejercicios y las recomendaciones que seguro le ha indicado su médico.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Tensión arterial y antiinflamatorios

Mi madre tiene 66 años, es diabética y toma pastillas para la tensión y para su diabetes. Desde hace un mes le duele la rodilla y su médico le ha recetado antiinflamatorios. ¿Puede tomarse los tres medicamentos a la vez?

En principio sí puede tomar los antiinflamatorios, pero debe tener en cuenta que estos pueden aumentar su tensión arterial. El aumento de su tensión puede ser incluso mayor dependiendo del tipo de medicamentos que utilice para el control de su tensión arterial. De cualquier forma lo importante es controlar de forma más frecuente su tensión y tomar la mínima dosis posible del antiinflamatorio. Si las cifras de tensión aumentan debe comunicárselo a su médico de cabecera para que decida si cambia o ajusta el tratamiento antihipertensivo o intenta controlar su enfermedad articular con otros medicamentos distintos de los antiinflmatorios.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Antiinflamatorios en crema

Mi abuelo tiene 80 años y tiene artrosis en las rodillas que últimamente le produce dolor. No puede tomar antiinflamatorios porque ha tenido úlcera de duodeno y la mayoría de las pastillas para el dolor le sientan mal. ¿Podría ponerse alguna pomada de antiinflamatorios? ¿Le pueden perjudicar el estómago?

Los antiinflamatorios administrados por vía tópica, en forma de crema o pomada, han demostrado que son eficaces en el control del dolor de la artrosis de rodilla, por ello son una opción que puede ayudar a su abuelo. Además en su caso que tiene tantos problemas para tomar pastillas están especialmente indicados. Cuando los antiinflamatorios se administran por esta vía no parece que tengan efectos secundarios importantes a nivel digestivo, por ello en el caso de su abuelo son una opción segura.


Dr. José Ivorra

Reumatólogo. Hospital Universitario Dr. Peset (Valencia)

Ir a Principio de pagina

Anticoagulantes y antiinflamatorios no esteroideos

Soy un hombre que tiene 67 años y debido a un problema cardíaco estoy en tratamiento con anticoagulantes. Desde hace unos años tengo dolor en las rodillas y me han diagnosticado de artrosis. Mi médico de cabecera me dice que no puedo tomar ningún antiinflamatorio para el dolor que tengo. Sin embargo en ocasiones tengo bastante dolor y a veces la rodilla se me hincha. ¿Podría aconsejarme qué medicamentos podría tomar para estas ocasiones?

Como norma general siempre y cuando se prescriben medicamentos, se hace necesario disponer de una información adecuada de toda aquella medicación que los pacientes están tomando. Es posible que determinados medicamentos puedan interaccionar con otros llegando a producir efectos indeseables o adversos, al tomarse de forma conjunta.

En general, los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), que son medicamentos que se prescriben con gran frecuencia para tratar la sintomatología en los pacientes que presentan artrosis, se deben evitar en los pacientes que están tomando anticoagulantes. Por diversos mecanismos, ya sea por una disminución en el metabolismo hepático de los anticoagulantes o por un desplazamiento en la unión a las proteínas plasmáticas de estos fármacos, su efecto puede verse potenciado originando un riesgo de sangrado.

Sin embargo, puede haber casos en los que sea necesario (generalmente como consecuencia de un proceso inflamatorio importante) utilizar algún tipo de AINE. En estos casos, la prescripción debe de realizarse siempre por un médico especialista y además debe de monitorizarse de forma estrecha el paciente.

Por otra parte, antes de iniciar el tratamiento con AINE, se debería valorar otras opciones terapéuticas, según la enfermedad que se trate. Por ejemplo, realizar una infiltración articular en una rodilla inflamada (no en partes blandas como el hombro), presenta muy poco riesgo de sangrado relevante, con buenos resultados clínicos y podría evitar el uso de AINE. Además también se pueden valorar el uso de fármacos analgésicos no AINEs, a dosis plenas, e incluso las nuevas presentaciones en parches de opiáceos.

En el caso que usted nos comenta, si existen dudas, le sugerimos que consulte con su reumatólogo para que le dispense el tratamiento más oportuno en su caso.


Dr. José Luis Fernández Sueiro

Reumatólogo. Hospital Canalejo. A Coruña

Ir a Principio de pagina

AINE y cáncer de colon

Tengo 61 años y en los últimos años h tenido algunos problemas de salud. Me trato por hipertensión y por el colesterol y desde hace 2 años tomo una aspirina diaria infantil porque tuve una angina de pecho. Siempre me habían dicho que debía tener cuidado con el estómago, porque la aspirina podía perjudicar al estómago, pero hace unos días un amigo médico me comentó que esa misma aspirina me podía proteger del cáncer de colon. Este dato me interesa porque mi padre murió de cáncer colon. Me gustaría conocer más datos sobre este tema.

Debe saber que el cáncer de colon es uno de los cánceres más frecuentes, afectando al 6% de la población. Es raro detectarlo antes de los 40 años. Si bien, menos del 10% de este tipo de cáncer es de origen genético o hereditario, tener un caso de este cáncer en un familiar de primer grado (como en su caso, su padre) aumenta el riego al doble respecto de la población general. En estos casos se aconseja realizar colonoscopia periódica preventiva.

En los últimos años se han realizado estudios de gran consistencia científica, que han demostrado un efecto protector de la aspirina a dosis bajas y de otros antiinflamatorios para el cáncer de colon. Parece que estos fármacos inhiben la formación y desarrollo de este cáncer, incluso en los de tipo genético y familiar. En general, la reducción del riesgo de cáncer de colon llega hasta el 50% utilizando aspirina e incluso se demuestra reducción de la mortalidad. También otros estudios señalan que la aspirina y otros antiinflamatorios disminuyen la formación de adenomas en el colon y sabemos que los adenomas son precursores de este cáncer. Sin embargo, estos mismos estudios muestran que para obtener este beneficio se necesita el tratamiento con aspirina no menos de 5 años.

Por tanto en su caso, le aconsejamos por un lado, que consulte con su especialista de aparato digestivo para valorar realizar una colonoscopia. Por otro lado, debe seguir el tratamiento con aspirina como cardioprotector y de paso puede beneficiarse también de los efectos comentados a nivel del colon. Finalmente, no debe olvidar que medidas como la dieta rica en fibra y el ejercicio físico entre otros son medidas protectoras que pueden ser de ayuda para disminuir el riesgo de este tipo de cáncer.


Dr. José Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa (Alicante)

Ir a Principio de pagina

Antiinflamatorios e infeccin por H. pilori

Tengo 63 años y padezco de artrosis de rodillas. Me tomo con frecuencia pastillas de antiinflamatorios para el dolor, que me lo calma. Recientemente mi médico me ha enviado al especialista para ver otros tratamientos. Con frecuencia tengo ardor y molestias de estómago, que empeora con la toma de los antiinflamatorios, aunque calma en gran parte al tomar protectores de estómago. Al visitar al reumatólogo, me ha enviado a Digestivo para ver si tengo una infección en el estómago que me cause esos síntomas, que se puede saber con una prueba de aliento. Me gustaría que me explicaran esto.

Su reumatólogo le ha enviado a Digestivo para descartar entre otros motivos la infección gastroduodenal por una bacteria llamada helicobacter pylori. Esta bacteria es la causa más frecuente de infección crónica en humanos. Tiene una distribución universal, aunque en países desarrollados como el nuestro, afecta el 50% de la población mayor de 60 años y solo al 10% de los menores de 30 años. La infección por esta bacteria con mucha frecuencia no da síntomas, pero está claramente implicada en gran parte de las úlceras gastroduodenales. La clínica por tanto puede ser variable, presentándose con molestias abdominales inespecíficas, ardor o pirosis.

Otro factor frecuente implicado en la aparición de úlceras gastroduodenales es la toma de antiinflamatorios (AINE). Como puede imaginar, la toma de AINE en personas infectadas por helicobacter pylori aumenta claramente el riesgo de úlcera y por tanto de posibles complicaciones.

Para el diagnóstico de la infección por helicobacter pylori se cuenta con diversas técnicas, que incluyen análisis de sangre que detectan anticuerpos, análisis en heces, biopsia realizada por endoscopia y hasta el llamado test de aliento que detecta una serie de productos característicos cuando existe infección por esta bacteria. El tratamiento se basa en una pauta con antibióticos predeterminada.

En su caso, por la edad, presencia de síntomas del tracto digestivo superior y además en tratamiento con AINE, parece totalmente razonable que sea evaluado por un especialista en aparato digestivo, que descarte entre otras causas la infección por helicobacter pylori, para evitar posibles complicaciones, dado que contamos con tratamiento eficaz.


Dr. José Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa (Alicante)

Ir a Principio de pagina

¿Puedo tomar AINE si he tenido úlcera gástrica?

Tengo 53 años y hace años me trataron de una úlcera del estómago. A veces me da molestias, pero con un tratamiento de 1 a 2 semanas se me quita. Soy peluquero y desde hace meses me duele el hombro derecho. Mi médico me ha recetado un antiinflamatorio con un protector del estómago, pero un amigo médico me dice que al haber tenido úlcera no debería tomar antiinflamatorios porque tengo riesgo de una hemorragia. No entiendo esta discrepancia de opiniones.

En primer lugar, señalar que en general, la estrategia de asociar al antiinflamatorio (AINE) un protector gástrico (suponemos del tipo de omeprazol), en un paciente con antecedente de úlcera es absolutamente correcto.

En situaciones como la suya (paciente con antecedente de úlcera gastroduodenal), se sabe que el uso de AINE aumenta el riesgo de complicaciones a nivel gastroduodenal. Si bien, el riesgo depende del tipo de AINE utilizado: este es mayor con los AINE clásicos o no selectivos y menor con los AINE denominados COXIB o inhibidores de la COX-2.

La primera pregunta que nos hacemos ante un paciente como usted, es si realmente necesita el proceso un AINE: por ejemplo, en su caso se puede plantear una infiltración en el hombro sin apenas riesgos relevantes y/o el uso de analgésicos.

En segundo lugar qué riesgos presenta el uso de AINE en el paciente concreto. En su caso, no refiere otros datos o riesgos potenciales, pero el hecho de haber tenido una úlcera previamente, aunque haya pasado tiempo, señala la posibilidad de que presente la infección por una bacteria común denominada helicobacter pilori, que es la causa de gran parte de las úlceras gástricas, en muchas ocasiones asintomáticas. La presencia de esta bacteria aumenta el riesgo de complicaciones en pacientes que toman AINE. La detección de la bacteria es sencilla mediante un análisis de sangre o bien mediante una prueba del aliento. Si se demuestra su presencia se debe erradicar con un tratamiento antibiótico específico.

En su caso, para controlar su riesgo potencial, se puede aconsejar utilizar bien un AINE COXIB sin necesidad de protector gástrico o un AINE clásico asociado a un protector gástrico (omeprazol). Ambas pautas reducen de forma similar el riesgo gastroduodenal. Si presentara mayores riesgos, al AINE COXIB, se debería asociar el protector gástrico, que provoca la mayor seguridad gastroduodenal disponible.


Dr. J. Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa (Alicante)

Ir a Principio de pagina

AINE y riesgo cardiovascular

Tengo 54 años y padezco de artrosis de cadera. Por el momento me manejo bien con antiinflamatorios, cuando tengo mucho dolor. Sin embargo, un familiar médico me ha dicho que lleve cuidado, porque el antiinflamatorio me puede perjudicar el corazón. La verdad, esto me ha preocupado y me gustaría tener más información.

El tratamiento actual de la artrosis de cadera se basa en diversas estrategias: medidas higiénicas, como perder peso, realizar ejercicio -que en su caso serían una serie de ejercicios para movilizar y fortalecer los músculos de la cadera y pelvis, como natación y bicicleta estática-; el uso de analgésicos y/o antiinflamatorios (AINE) para el dolor; fármacos específicos para la artrosis, como el sulfato de glucosalina, condroitín sulfato y especialmente en la cadera la diacereína; y finalmente en los pacientes que no consiguen una mejoría adecuada se llega a la cirugía, habitualmente con una prótesis.

Los AINEs son fármacos muy útiles para el tratamiento del dolor osteomuscular, como el producido por la artrosis. Sin embargo, en los últimos años, gracias a un gran esfuerzo investigador internacional, se ha comprobado que en general, la mayoría de los AINEs pueden aumentar el riesgo de complicaciones cardiovasculares, especialmente en los que han padecido ya alguna enfermedad cardiovascular, como por ejemplo un infarto de miocardio.

Lo que ha ocurrido es que con las últimas investigaciones, hemos aprendido a utilizarlos de forma correcta y hoy en día diferenciamos a los potenciales pacientes para su uso, según los riesgos de cada enfermo a nivel cardiovascular y/o gastrointestinal. La pregunta principal es si mi paciente realmente necesita AINE.

De hecho, en la actualidad respecto a los riesgos cardiovasculares, la Agencia Española y Europea del medicamento, aconsejan utilizarlos controlados por el médico el menor tiempo necesario y contraindican su uso en los pacientes que ya han padecido alguna enfermedad cardiovascular (infarto de miocardio, trombosis cerebral, hipertensión no controlada o insuficiencia cardíaca avanzada). Por otro lado, se aconseja precaución en los pacientes con factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol alto, diabéticos, hipertensos e incluso en fumadores.

Por tanto, en su caso, como parece que no sufre otra enfermedad asociada, usted entraría en el grupo de bajo riesgo y parece apropiado que pueda utilizar algún AINE, si lo necesita para el dolor de la artrosis, sin olvidar el resto de estrategias ya comentadas. Si hay dudas le aconsejamos que consulte con su Reumatólogo.


Dr. J. Rosas

Reumatólogo. Hospital Marina Baixa. Villajoyosa (Alicante)

Ir a Principio de pagina

Web Médica Acreditada. Ver más información

Nosotros subscribimos Los Principios del c�digo HONcode de la Fundaci�n Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del c�digo HONcode.
Compruébelo aqu�.

Sociedad Española de Reumatología, C/ Marqués del Duero,5, 1º, Madrid 28001 Teléfono: 91.576.77.99 Ext. Fax: 91.578.11.33

Diseño web: 2mdc.com