• >
  • La asistencia multidisciplinar es esencial para el tratamiento de las uveítis

La semana pasada ha tenido lugar en Santander el VI Curso Avanzado de Patología Ocular Inflamatoria, que se ha centrado en analizar la anatomía uveal y las técnicas exploratorias oftalmológicas, el diagnóstico y el tratamiento global de las uveítis, los síndromes oftalmológicos y de enmascaramiento, las uveítis infecciosas y las uveítis intermedias y de las enfermedades sistémicas. En él han participado reumatólogos y oftalmólogos de 15 comunidades autónomas distintas.

La patología ocular inflamatoria, más conocida como uveítis es una causa relativamente frecuente de ceguera en los países occidentales, con la peculiaridad que es evitable, con un diagnóstico y tratamiento adecuado.  Para el manejo de pacientes con este tipo de patología resulta fundamental la colaboración entre reumatólogo y oftalmólogo.

El Dr. Ricardo Blanco, co-coordinador del curso y reumatólogo en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, coincide en que las unidades multidisciplinares permiten un abordaje integral del paciente, al tiempo que disminuyen el número de visitas que este tiene que hacer al hospital y agilizan el diagnóstico, y, por ende, el inicio del tratamiento.

El Dr. Blanco ha indicado que “las funciones médicas esenciales son asistenciales, pero también docentes y de investigación” y ha recordado que las uveítis representan un gasto económico importante para el sistema de salud. “Un estudio coordinado desde la SER calcula que en el año 2011 se gastaron hasta 80 millones de euros”, ha apuntado el especialista, al tiempo que señalaba que algunas uveítis, como las panauveítis, tienen un coste individual anual sensiblemente mayor que otras patologías como la diabetes mellitus o la hipertensión arterial.

Por su parte, consejera de Sanidad de Cantabria, Maria Luisa Real, señaló durante la inauguración de Curso la importancia del trabajo colaborativo en red entre varios especialistas “para prestar una atención integral a los pacientes, con más calidad, seguridad y eficiencia para el sistema sanitario”.